Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Amores que matan
Y morirme contigo si te matas. Y matarme contigo si te mueres. Porque el amor cuando no muere, mata. Porque amores que matan nunca mueren... (fragmento de "Contigo" de J. Sabina)
img
img

El costado femenino

20 de Noviembre, 2007  ·  general

La película era de amor. Una comedia romántica, más precisamente. En ella, el protagonista encontraba la felicidad fuera de su tiempo, fuera de su espacio. La vuelta a la realidad lo sorprendía, lo condenaba al desamor y a la tristeza de haber perdido lo que más deseaba... Sin embargo , el destino le reservaba una última oportunidad. Quizás era posible cambiarlo. El final, abierto, le daba paso a la esperanza...

Frente a la pantalla, Carlos se esforzaba por contener el llanto. Luchaba, luchaba, hasta que se dejó vencer. Primero fue una lágrima solitaria, corriendo lentamente sobre su mejilla. Luego llegarían la segunda y la tercera. Mariela, al advertirlo, lo abrazó bien fuerte. Como queriendo protegerlo. Y lo contuvo. Y lloraron juntos un rato largo. Y los besos fueron salados. Dulces y salados. Inolvidables...

Llorar Emocionalmente

Por qué los hombres no podemos llorar? Qué nos hace diferentes? Por qué no liberar esa emoción que nos gana?

Desde que el mundo es mundo, nos hemos sentido "rudos, machazos e imperturbables". Cualquier atisbo de emoción, la mínima muestra de congoja, debían de ser ocultas tras una máscara de "fortaleza", caracter que nos acompañó por los siglos de los siglos, buscando diferenciarnos del "sexo débil", quien sí se permitía la licencia de dejar verter el sentimiento a cántaros, a veces, hasta para conseguir sacar ventaja de la situación. En cambio, nosotros, estuvimos condenados a poner garra y huevo. Mucha garra y mucho huevo. Pero la sensibilidad cero siempre fue patrimonio personal del hombre, del macho. En toda sociedad y bajo cualquier circunstancia.

Para ilustrar el tema, déjenme contarles de una vivencia personal. Hace unos meses me reencontré con un compañero del colegio secundario, quien vive en el exterior. Nos escribimos e-mails, y al enterarse de que estaba armando un blog con esta temática, me contacta para comentarme que él me aceptaba igual, que tenía muchos amigos también gays. Por supuesto que le seguí la corriente, y es el día de hoy, que sigo disfrutando de "mi condición".

Hay suficientes motivos para dejar brotar las emociones. Ser sensibles nos abre la puerta del alma. Nos acerca a nuestro interior y lo conecta con el afuera. Ser uno, y uno mismo. Nos da chapa de autenticidad, y quien es auténtico, vive más. Por otro lado, nos aleja del stress, nos quita de encima la pesada carga de la cotidianeidad, y quien vive liberado, vive mejor. Y por último, y parafraseando al flaco Spinetta, en el sentido de que todo lo que hacemos los hombres es para conquistar a las mujeres, a ellas les encantan los hombres demostrativos. Tener a su lado a un sujeto sentimental, las irradia de ternura, y encima, las pone muy "hot". No vale la pena, entonces?

Muchachos, seamos consecuentes. Es hora de quitarnos de encima los pesados grilletes que arrastramos desde que la historia es historia. Así como hemos adoptado cremas para rostros y manos, tinturas, depilaciones de pecho y axilas, perfumes, colonias y lociones, y nos hemos convertido en metrosexuales, démosle lugar a las emociones para que encuentren una salida. La salida natural. No tengamos miedo a llorar, a acongojarnos, a reir y a disfrutar. Recuperemos el tiempo y espacio perdidos. Paradójicamente, y le pese a quien le pese, los vamos a encontrar en nuestro "costado femenino".

Dedicado a Karlos

Georgie

TAGS
, , , , , ,
publicado por georgie a las 18:01 · 6 Comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (6) ·  Enviar comentario
Ojalá que se conecte y lo lea. Diste en la tecla, Georgie.
¿Por qué no permitirse un llantito de vez en cuando? además, dicen, es terapéutico.
Describiste bien al exponente masculino y sus "deberes" como hombre.

Sólo me resta decir algo:

"¡Lloreeen chicos, lloreeen!"

Me gustó verte exponer este tema desde el punto de vista masculino con una sutil inclinación al mundo femenino.

;)

Un beso, buen post.
publicado por Marcela, el 20.11.2007 18:24
Creo que la "nueva generación" de hombres está un poco más cerca de algunas cuestiones que siempre se tildaron de femeninas. He tenido la suerte de poder estar cerca de algún hombre que expresara su desdicha mediante el llanto. Es liberador tanto como para el hombre como para nosotras ver que pueden liberar sus sentimientos. Es cuestión de derribar muros, de aceptar que como personas es necesario liberar no solo mediante golpes en la pared las frustaciones o el dolor. Adhiero a expresarse, ser auténticos y dejar un poco de lado el yo puedo.
publicado por El perro, el 20.11.2007 20:25
Un hombre que es capaz de mostrar su fibra, sus sentimientos más profundos, nos sacude, nos produce ternura...el tema es que cuando empezás a sentir todo esto, ya estás hasta las manos!!!
Si querés llorar, llorá! y lo patentó Moria!
Creo que ya es hora de terminar con esos prejuicios arcaicos de que los hombres no deben llorar, en estos tiempos esos hombres espantan!
Te mando un beso.
publicado por claudia ISabel, el 21.11.2007 13:25
A mí me dan como ternura. Ganas de abrazarlo como a un nene, cobijarlo (nada de mecerlo).
Si no me salen las palabras que muchas veces están demás, sólo el abrazo basta.
Es como a una: si estoy triste y desconsolada, nada mejor que un abrazo aunque no digan nada del otro lado, pero saber leer el lenguaje corporal en esta ocasión (y en todas), es importante.
Tampoco el otro extremo de que vivan llorando...

Clau, ¡me quistaste la frase de la punta de los dedos!

Un beso a todos
publicado por Marcela, el 21.11.2007 13:52
no he visto nunca a un hombre llorar....
publicado por Yani, el 04.02.2008 17:47
Do you recognize that this is high time to get the home loans, which would help you.
publicado por Nettie, el 12.08.2010 00:41
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Georgie

Para una buena receta no hay que escatimar los ingredientes, no? Ganas, conocimiento, voluntad, buen gusto, buena leche...con un toque de locura, desenfado, amor, ironía y acidez.
Más un poco de historia personal, imaginación, bastante vuelo y un puñado de mentiras piadosas.

Contacto: georgie.jab@gmail.com

» Ver perfil

Enlaces
» El Perro
» Mujeres de 40 y más
» El taller de Silvia
» Wikipedia
» 20 Minutos
» La vida es cuento
» La perla de Janis
» El Blog Del Perro
» FULL Blog
» Clarín
» La Nación
» La hija de la lágrima
» La Vanguardia digital
» Demian Ferrante Kramer "El Peruano Dorado"
» A quien corresponda
» Amores que matan (en Blogger)
» La pluma del Nemesio
» El mundo de Wilhemina Queen
» Así me gusta a mí
» Alma de otoño
» Tierra de Nadie
» Música&Historias
» Te cuento los Setenta
» Hasta que las velas no ardan
» De acá para allá
Tópicos
» amores de película (5)
» cantautores (2)
» Cartas compartidas (1)
» de poeta y de loco (10)
» desamores (2)
» enHumorémonos (5)
» ficciones (27)
» general (15)
» música y cía (5)
» pedacitos de Argentina (3)
» personal (38)
» tierra (1)
Más leídos
» Amor a primera vista (mirame que me enamoro)
» Ángel o Demonio?
» Bienvenidos al cumple
» De familia...
» Día de la Tradición-José Hernández
» La lluvia y la cabeza
» Los Fabulosos ´70
» Putita, pero generosa
» Sabor a frutillas
» Tres personajes y una frase
Se comenta...
» Bienvenidos al cumple
5 Comentarios: ClaudiaLycle ...
» Sabor a frutillas
7 Comentarios: Lorriephork, brisa ...
» Día de la Tradición-José Hernández
29 Comentarios: franco, hbh, laura, [...] ...
» Los Fabulosos ´70
14 Comentarios: mabel, Gia, Jorge ...
» La lluvia y la cabeza
9 Comentarios: fftkylalrm, bcehtpenxk, mhsuvrfpyq, [...] ...
Nube de tags  [?]
En imagen

Paisaje

Paisaje
Secciones
» Inicio
Buscador
Blog   Web
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad